Y mientras tanto, en una estación de metro…


Más fotos aqui.

RedRetro, la Red de Transporte Onírico, hace cosas tan bonitas como éstas. Al final han sido ellos los que se han quedado este mes en mi casa de Berlin que ha servido de cuartel general a sus acciones por supuesto ilegales, y poéticas. Dani desde Washington DC se puso en contacto conmigo y después me puso en contacto con Demian que estaba en Madrid. Yo ya no estaba en Berlin pero mis amigos sí, y les puse en contacto con Thomas, que les dió las llaves. Demian me escribió encomendándome a los Santos Duchamp y Picabia y hasta me llamó “Ángel Dadá”. Pero (obviamente) yo ya estaba conquistada. Gracias a vosotros por hacerme partícipe en la distancia. El arte en red es esto, o no es nada.

Berlín, 19 de Septiembre de 2009. Ayer cayó el muro. El muro de la cruda realidad. (Die Wirklichkeit) El muro de la rutina y la falta de emociones. El muro de la monotonía maldita del día a día. Los muros de piedra caen, pero los muros mentales siguen ahí, provocándonos constantemente, recordándonos que sin ellos podemos caer en la tremenda irresponsabilidad de ser y sentirnos libres. La desidia, lamentablemente es multilingüe y habla en todos los idiomas del mundo. La ensoñación también. La Redretro™ si no lo sabe, lo aprende, si no le da tiempo a aprenderlo, lo pregunta, si no obtiene respuestas, se lo inventa… [seguir leyendo]

This entry was posted in hacking, otros artes, urbano. Bookmark the permalink.

2 Responses to Y mientras tanto, en una estación de metro…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *