Los nerds de pacotilla o el día que descubres que el tiempo ha pasado sin tí

Lo digo sin rodeos: la moda nerd me supera, me expaspera, me desespera. Me dan ganas de parar a la gente por la calle y preguntar, sinceramente, pero tú chaval ¿porque lo haces? ¿Porque te pones gafas si no te hacen falta? Si se ve a la legua que no tienen graduación (¡hijoputa!). ¿Por qué te disfrazas del chico menos popular del instituto que se mea encima cuando le mira una chica, si salta a la vista que no has sido el rarito de la clase en tu vida, cabrón? Y tú ¿por qué te pones esa falda de numeraria? ¿Y esos calcetines? ¡Esos calcetines! ¿De verdad quieres ser como la mujer de Harvey Pekar? ¿No ves que se te nota que no, que has sido siempre la más guapa de la clase? ¡Serás pedorra!

A la izquierda, un nerd de mentira. A la derecha, uno de verdad (¿a que como este no hay huevos?). Sacados de la biblia de las tendencias.

Es mi primer gran desencuentro con la moda juvenil y un síntoma claro de mi propia decadencia, si ya lo sé. Pero alguna vez tenía que pasarme. Cuando se puso de moda el punk me dió igual, hasta me alegré porque en los ochenta era tan enana que no pude disfrutarlo. Pero esto de la moda nerd… Para los que hemos sido gafosos y marcianoides toda la vida es un poco… reconozcámoslo aunque nos joda porque qué derecho tenemos, no es propiedad exclusiva de nadie, el mundo de la tendencia es así, sorprendente, traicionaro… lo sé, lo sé… Pero es que la moda nerd… Que yo llevo gafas desde los siete años joder. Y me pasé toda la adolescencia con aparato dental. Cuando veo que lo que más mola en las discotecas de Berlin ahora es vestirse como una mala copia de mí misma con trece años (que ya la versión original era para salir corriendo), es que me quedo estupefacta. Y pienso: ya está. Me hecho mayor. Soy una muerta viva, una gruñona, no entiendo nada, si se quieren poner gafas que se las pongan, si yo siempre he defendido que con gafas se liga mucho más… En fin. Que me jode y me jode que me joda. Y en este bucle malsano, aleluya tengo un blog para gritar Hello world, I hate you all fake-nerds! Y me voy a comprar una escopeta para liarme a tiros en el recreo.

This entry was posted in otros artes, urbano. Bookmark the permalink.

16 Responses to Los nerds de pacotilla o el día que descubres que el tiempo ha pasado sin tí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *