Eslovenia, la princesita de los Balcanes

La llaman la Suiza de los Balcanes pero también podría ser San Marino o Montecarlo. Eslovenia es un país enano (sólo 2 millones de habitantes), desconocido y aparentemente muy rico. La parte vieja de la capital, Ljubljana, es una mezcla extraña entre Venecia y Andorra: puentecitos, restaurantes, joyerías, parejas bebiendo vino blanco en las terrazas. Sólo se ve gente jóven, guapa y muy chic (a los viejos y los tullidos los deben de tener encerrados en un sanatorio al otro lado de la montaña). Le pregunto a uno de los chicos del festival sobre la economía del país. Me dice: Antes había una industria textil pero se deslocalizó después de la guerra. Ahora es una economía del conocimiento. No me digas, como todas. Con lo guapos y políglotas que son todos aquí, me imagino que se han lanzado en masa a la provechosa industria del ciberporno (que vende intangibles, no carne cruda). Tampoco lo veo muy claro pero no es imposible, tendré que seguir preguntando.

Eslovenia casi no se metió en la guerra (50 muertos y un acuerdo de paz muy rápido) pero de vez en cuando la vieja Yugoslavia asoma la patita. Hoy por ejemplo que era domingo, los ancianos y los anticuarios han tomado el centro. Un paraíso para los amantes de las anticuallas (¡como yo!). Hay broches del año de maricastaña, vinilos de los sesenta (seguramente prohibidos y pasados de contrabando ¡mucho caché!), viejas vajillas de porcelana y fotos del Mariscal Tito con traje de marinero en todas las posturas dignas de un jefe de estado como él: firmando sentencias de muerte en su despacho, saludando al pueblo desde un tanque, posando con cara de agravio delante de la bandera nacional.

Espero tener tiempo de ver un poco Zagreb de camino a Berlin. Me quedo con ganas de conocer la ex-Yugoslavia.

Fotos en mi flickr.

This entry was posted in esto no tiene nombre, urbano. Bookmark the permalink.

7 Responses to Eslovenia, la princesita de los Balcanes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *